La cirugía es el único tratamiento que consigue una pérdida de peso mantenida y significativa en pacientes con obesidad mórbida. La pérdida de peso conseguida mejora las enfermedades que se asocian a la obesidad como la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial o la apnea del sueño.

La cirugía metabólica se relaciona con una mejoría de la diabetes mucho antes de que exista una pérdida de peso significativa. Se ha observado que tras la cirugía, al favorecer la pérdida de peso, los pacientes mejoran además de la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial o la apnea del sueño.

La cirugía metabólica se refiere al tratamiento quirúrgico de la Diabetes Mellitus tipo 2, representando una nueva opción de tratamiento para esta enfermedad hasta hoy día considerada sólo de tratamiento médico. La cirugía metabólica deriva de la cirugía bariátrica o cirugía para la Obesidad Mórbida.

Es el área de la cirugía que realiza la atención preferente a la patología del esófago y del estómago. Abarca las enfermedades benignas del esófago como el reflujo gastroesofágico,  la hernia de hiato o la patología del diafragma y los trastornos motores como la acalasia del esófago o los divertículos,

Recomendaciones generales para pacientes intervenidos de Cirugía Metabólica

La cirugía bariátrica es el conjunto de procedimientos quirúrgicos usados para tratar la obesidad, buscando disminución del peso corporal y como alternativa al tratamiento con otros medios no quirúrgicos. Actualmente se considera el único tratamiento efectivo para perder el exceso de peso y mantener los resultados con excelente calidad de vida.