Obesidad

La cirugía es el único tratamiento que consigue una pérdida de peso mantenida y significativa en pacientes con obesidad mórbida. La pérdida de peso conseguida mejora las enfermedades que se asocian a la obesidad como la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial o la apnea del sueño.